La importancia del ejercicio físico y la meditación en la educación

Está demostrado que tanto el ejercicio físico como las actividades de relajación son buenas para nuestro bienestar y, además, tienen un gran impacto en nuestro cerebro. Si estás estudiante no te pierdas esta reflexión.


Los niños con una mejor condición física tienen más materia gris en el cerebro.

Sin duda hay que hacer ejercicio. Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado por primera vez en el mundo que la condición física de los niños puede influir en la estructura cerebral, lo que a su vez puede determinar su rendimiento académico.

En concreto, los científicos han confirmado que el nivel de condición física de los niños, principalmente la capacidad aeróbica y la habilidad motora, está asociado con un mayor volumen de materia gris en numerosas áreas corticales y subcorticales del cerebro.

En particular, la capacidad aeróbica se asoció con mayor volumen de materia gris en regiones frontales (corteza premotora y corteza motora suplementaria), subcorticales (hipocampo y caudado), regiones temporales (giro temporal inferior y giro parahipocampal) y la corteza calcarina; regiones cerebrales importantes para el aprendizaje, la función ejecutiva y procesos motores y visuales.